jueves, 27 de octubre de 2016

Reflexiones de Francisco en 4ta. semana de octubre de 2016(*)

Hoy Dios llora
“También hoy ante las calamidades, ante las guerras que se hacen para adorar al dios dinero, ante tantos inocentes asesinados por las bombas que tiran los adoradores del ídolo dinero, también hoy, el Padre llora, también hoy dice: hijitos míos, ¿qué están haciendo?. Y lo dice a las víctimas, pobrecitas, y también a los traficantes de armas y a todos aquellos que venden la vida de la gente. Nos hará bien pensar que nuestro Padre Dios se ha hecho hombre para poder llorar, y nos hará bien pensar que nuestro Padre Dios hoy llora: llora por esta humanidad que no termina de entender la paz que Él nos ofrece, la paz del amor”. 27/10/2016. Sta. Marta. RV.
Migrar: Historia humana!!!
“Las crisis económicas, los conflictos armados y los cambios climáticos impulsan a tantas personas a emigrar. Las migraciones no son un fenómeno nuevo, sino que pertenecen a la historia de la humanidad. La historia de la humanidad es historia de migraciones: en toda latitud, no hay pueblo que no haya conocido el fenómeno migratorio. Hoy el contexto de crisis económica favorece las actitudes de cerrazón y de falta de acogida, tanto es así que en algunos países surgen los muros y las barreras, que no representa la solución al problema, sino que termina favoreciendo los tráficos criminales. La única vía de solución es la de la solidaridad”. 26/10/2016. Audiencia Gral. RV.
La ley, como el Reino, son para caminarlos!!!
“¿Qué es el Reino de Dios? Quizá, el Reino de Dios es una estructura bien hecha, toda en orden, organigramas bien hechos, todo… y lo que no entre allí, no está en el Reino de Dios. No. Con el Reino de Dios pasa lo mismo que puede pasar con la Ley: el ‘fijismo’, la rigidez… La Ley está para caminarla, el Reino de Dios está en camino. No está estancado. Aún más: el Reino de Dios ‘se hace’ todos los días. Si no caminamos, nos volvemos rígidos y la rigidez nos hace huérfanos. Tantas veces somos dóciles a nuestros caprichos, a nuestros juicios: Yo hago lo que quiero… Así no crece el Reino, no crecemos nosotros. Será la docilidad al Espíritu Santo la que nos hará crecer y transformar como la levadura y el grano”. 25/10/2016. Sta. Marta. RV.
Francisco a sus hermanos Jesuitas!!!
“Proseguir por el camino de la misión con plena fidelidad a vuestro carisma originario, en el contexto eclesial y social característico de este inicio de milenio. Caminar juntos –libres y obedientes– caminar yendo a las periferias donde otros no llegan. El caminar, para Ignacio, no es un mero ir y andar sino que se traduce en algo cualitativo: es aprovechamiento y progreso, es ir adelante, es hacer algo en favor de los otros. Caminando y “progresando” en el seguimiento del Señor, la Compañía va armonizando las tensiones que contienen y producen inevitablemente la diversidad de gente que convoca y las misiones que recibe. 24/10/2016. A la 36° Congregación Gral. Compañía de Jesús. Libreria Editrice Vaticana.
Qué hay detrás de la rigidez???
“La ley no ha sido hecha para hacernos esclavos, sino para hacernos libres, para hacernos hijos. Jesús dice “¡hipócritas!”: detrás de la rigidez hay algo oculto en la vida de una persona. En efecto, la rigidez no es un don de Dios; la mansedumbre sí; la bondad sí; la benevolencia sí; el perdón sí; pero ¡la rigidez no! Detrás de la rigidez hay siempre algo escondido, en muchos casos una doble vida. Pero hay también algo de enfermedad: cuánto sufren los rígidos cuando son sinceros y se dan cuenta de esto, sufren porque no logran tener la libertad de los hijos de Dios; no saben cómo se camina en la ley del Señor y no son felices. Y sufren mucho. De este modo, si bien parecen buenos, porque siguen la ley, detrás hay algo que no los hace buenos: o son malos, hipócritas o están enfermos”. 24/10/2016. Sta. Marta. L’Osservatore Romano.
Como hacemos para encontrar la unidad?
“Tres actitudes: Humildad: no se puede dar la paz sin la humidad. Donde está la soberbia, hay siempre guerra, siempre el deseo de vencer sobre el otro, de creerse superior. Sin humildad no hay paz y sin paz no hay unidad. Redescubrir la dulzura, y soportarse recíprocamente. Hemos olvidado la capacidad de hablar con dulzura, sino que nuestro modo de hablar es gritarnos. O hablar mal de los demás… no hay dulzura. La dulzura, tiene un núcleo que es la capacidad de soportarse recíprocamente soportar los defectos de los demás, las cosas que no nos gustan. 1. Humildad; 2. Dulzura, con este soportarse recíprocamente; y 3. Magnanimidad: corazón grande, corazón grandioso que tiene capacidad para todos y no condena, no se achica en las pequeñeces, ‘que se ha dicho esto’, ‘que he oído esto’, ‘que…’: no: grande el corazón, hay lugar para todos”. 21/10/2016. Sta. Marta. RV.
Reflexiones del Papa Francisco. Síntesis semanal, en base a extractos textuales. Producido, desde el 7 de agosto de 2013 por María Cristina Camacho de Armas y difundido en: camachodearmas@gmail.com, http://nueva-realidad.blogspot.com.ar/ y https://www.facebook.com/catedrafrancisco.


No hay comentarios:

Felices Pascuas 2018!!!