viernes, 13 de marzo de 2015

Reflexiones de Francisco en 2da. semana de marzo de 2015(*)

“Son «el hombre santo, la mujer santa, el niño, el joven santo, el sacerdote santo, la religiosa santa, el obispo santo...»: es decir, los «que no tienen el corazón endurecido», sino «siempre abierto a la palabra de amor del Señor», los que «no tienen miedo de dejarse acariciar por la misericordia de Dios. Por eso los santos son hombres y mujeres que comprenden tantas miserias, tantas miserias humanas, y acompañan al pueblo de cerca. No desprecian al pueblo». 12/3/2015. Sta. Marta. RV.
Jesús dice: ‘El que no está conmigo, está contra mí’. Pero ¿no habrá un camino de compromiso, un poco aquí y un poco allá? No. O estás en el camino del amor, o estás en el camino de la hipocresía. O te dejas amar por la misericordia de Dios, o haces lo que quieres, según tu corazón, que se va endureciendo, cada vez más. ‘El que no está conmigo, está contra mí’: no hay un tercer camino de compromiso. O eres santo, o te vas por el otro camino. ‘El que no recoge conmigo’, deja las cosas… No. Peor aún: desparrama, arruina. Es un corruptor. Es un corrupto, que corrompe”. 12/3/2015. Sta. Marta. RV.
“La ancianidad contiene una gracia y una misión: la ancianidad es una vocación. Este período de la vida es diferente de los otros y un poco tenemos que “inventárnoslo” porque nuestras sociedades no están listas, espiritual y moralmente a dar a este momento de la vida su pleno valor”. “Los abuelos de hoy están llamados a formar un coro permanente en el gran santuario espiritual de nuestro mundo, a sostener con su oración e infundir ánimo con su testimonio a cuantos luchan en el campo de la vida. La plegaria de los mayores es un gran don para la Iglesia; y sus palabras, una inyección de sabiduría para la sociedad, muchas veces ocupada en mil cosas y distraída de lo esencial. El corazón de los abuelos, libre de resentimientos pasados y de egoísmos presentes, tiene un atractivo especial para los jóvenes, que esperan encontrar en ellos un apoyo firme en su fe y sentido para su vida”. 11/3/2015. Catequesis Familia: Abuelos. RV.
“Ante todo, pedir perdón no es un simple pedir disculpas sino que es ser consciente del pecado, de la idolatría que construí, de las muchas idolatrías; en segundo lugar, Dios siempre perdona, siempre, pero pide que también yo perdone, porque si yo no perdono, en cierto sentido es como si cerrase la puerta al perdón de Dios. Una puerta, en cambio, que debemos mantener abierta: dejemos entrar el perdón de Dios a fin de que podamos perdonar a los demás”. 10/3/2015. Sta. Marta. NewsVa.

(*) Reflexiones del Papa Francisco. Síntesis semanal, en base a extractos textuales. Producido por María Cristina Camacho de Armas para su difusión en: camachodearmas@gmail.com, https://www.facebook.com/catedrafrancisco y  http://nueva-realidad.blogspot.com.ar/

No hay comentarios:

Felices Pascuas 2018!!!